Asamblea de Mujeres de Granada

La Asamblea de Mujeres de Granada es un colectivo que se constituye en 1975, en el contexto histórico de la transición y que debido a su amplia trayectoria tiene un papel relevante en la historia feminista de España.

Se crea un espacio de encuentro en el que se afronta de forma colectiva el análisis de la sociedad y se plantea la necesidad de debatir sobre cuestiones como la identidad de género, la desigualdad y la opresión de las mujeres. En los años 70, los pilares fundamentales son las creación de conciencia colectiva y la autoafirmación como mujeres. Todo ello, englobado en un contexto nacional e internacional de nuevos movimientos sociales, en el que el feminismo se convierte en un movimiento plural y autónomo empeñado en conseguir un mundo con menos desigualdades.
Temas como la lucha de clases, el derecho al trabajo, la sexualidad, la violencia de género, el sistema patriarcal, la maternidad… forman parte del debate feminista y de los planteamientos teóricos que se generan en torno a la asamblea de mujeres.
En la década de los 80, se generan nuevos retos como la ley del divorcio, la anticoncepción, el aborto, la planificación familiar, la institucionalización del feminismo, etc. En cuanto al ámbito institucional, la A.M.G. se caracteriza por defender su autonomía para no limitar su discurso y mantener sus planteamientos feministas.

En los años 90, se produce una gran diversificación del movimiento: ecofeminismo, apoyo a mujeres inmigrantes, debate sobre prostitución, academicismo, identidad femenina, cuestionamientos de género, lesbianismo, transexualidad, … Diversificación que también se traduce en una nueva reflexión sobre el papel de la asociación, sobre la fragmentación organizativa y sobre la propia práctica asamblearia. En los años posteriores, la AMG incorpora nuevos debates y logra convertir la diversidad en una de sus señas de identidad, encontrar los puntos en común para continuar reivindicando el fin de las desigualdades sin dejar de lado los distintos planteamientos identitarios.

La Asamblea de Mujeres de Granada afronta el reto de encontrar la voz común dentro de su diversidad, la lucha por los derechos de una identidad colectiva que sigue estando en situación de desventaja en el sistema actual. La asamblea representa un espacio de debate alternativo donde analizar la realidad global y fomentar la proyección social de las reivindicaciones de la comunidad feminista. Mediante herramientas como la difusión, la formación y la educación, se trabaja por extender al resto de la sociedad la sensibilización en materias de igualdad. En estos 40 años, la A. M. G. no ha dejado de ser un espacio de encuentro, abierto y colectivo cuyo objetivo sigue siendo conseguir un mundo no sexista, diverso y solidario.

En 2017, la Asamblea de Mujeres de Granada recibe en su ciudad el premio Mariana Pineda a la igualdad entre mujeres y hombres en la modalidad colectiva. Este premio se le otorga en reconocimiento a sus cuarenta años de trayectoria como asociación feminista responsable de impulsar movilizaciones y reivindicaciones por la igualdad de género y los derechos de las mujeres.
Estos galardones conmemoran el aniversario de la ejecución de Mariana Pineda, “heroína de la libertad”, y sirven para rendir homenaje a todas las mujeres que de una u otra forma han luchado por conseguir una sociedad más justa e igualitaria en la que no haya lugar para la desigualdad y la discriminación.